Ir al contenido principal

Discapacidad Malévola


Mi relato "Días de oscuridad en Lebanon Creek" ha sido seleccionado para formar parte de la antología DISCAPACIDAD MALÉVOLA de Editorial Aeternum Estoy encantada y muy honrada ¡muchísimas gracias!

EDITORIAL AETERNUM

Comentarios

Popular Posts

Demonios familiares

El demonio o espíritu familiar es una figura inseparable de la bruja, existen cientos de relatos basados en supuestas confesiones bajo tortura o relatos de testigos que confirman la presencia de estos demonios en el ámbito cotidiano de la vida de las brujas. Pero a nivel documental, esta constatación proviene casi exclusivamente de la aportación inglesa (y escocesa) a la teoría de la brujería, ya que el concepto del demonio como acompañante habitual apenas aparece en los procesos o manuales del resto de Europa. Al parecer después de firmar un pacto con la bruja, el Diablo le daba un demonio de baja categoría que adoptaba la forma de un animal doméstico para aconsejarla y perpetrar en su nombre ciertos actos, como por ejemplo el asesinato. Estos demonios no tenían la facultad de proteger a la bruja en sentido físico, de hecho muchas de las descripciones de estos seres provienen de secretarios o jueces que los vieron materializarse en plenas sesiones de tortura y en ningún ca

El Sujeto 16

 Una de las cosas que más me gusta de las convocatorias de Editorial Aeternun, es que los temas son loquísismos. Me recuerda a los de La Máquina que hace Ping, otros que tal >.< Será que los que tenemos una visión poliédrica y empañada del mundo oímos el tañido de la campana, nos agrupamos en la oscuridad y parimos estos engendros "Extrahumanos", como requería esta vez Editorial Aeternum. Convertí a Amery Culpeper en "El Sujeto 16" en unas 4 semanas. Antes me pasé un mes largo dándole vueltas al asunto, buscando título y tiempo para sentarme a escribir.  Este verano ha sido una especie de bomba atómica personal. Así que encontrar tiempo para escribir venía unido por necesidad a un mínimo control mental. Logré el suficiente como para no apuñalar a nadie con el boli y terminar el relato. Lo primero me costó bastante. Hice lo segundo sin mucho esfuerzo, el texto me encanta. Ha sido una gozada escribirlo. Aeternum nos planteó una distopía en la que un virus hubies